El Cádiz CF conquista el I Trofeo Puertas de Córdoba

Los goles de Gudelj y Darwin Machís mandaron el encuentro a la tanda de penaltis, donde el propio Gudelj erró su disparo al larguero para otorgar el trofeo al conjunto amarillo.

Córdoba CF y Cádiz CF se vieron las caras en la primera edición del Trofeo Puertas de Córdoba. La entidad blanquiverde realizó un partido digno ante un primera división, siendo capaces de crear muchas ocasiones y en varias ocasiones, poner contra las cuerdas al conjunto amarillo. No obstante, la igualdad fue constante, hasta el punto de que el partido se resolvió en una ajustada tanda de penaltis. Iván Ania, tras finalizar el encuentro declaró lo siguiente: «El equipo ha demostrado personalidad, identidad y una idea clara».

Sin embargo, lo más destacado del encuentro fue la vuelta emotiva de Draguisa Gudelj al terreno de juego del Arcángel 135 días después, además de marcar el gol que ponía por delante al combinado blanquiverde, aunque después falló el penalti decisivo.

Arrancando el encuentro, el Córdoba CF no tardaría mucho en crear la primera ocasión de peligro. Tan solo tres minutos le bastaron a los locales para poner contra las cuerdas a David Gil, portero del conjunto cadista. Kike Márquez cedió a Casas mediante un gran centro raso y el rambleño presionado por la zaga amarilla cruzó en exceso rozando el poste derecho. Así, el conjunto de Iván Ania fue cogiendo más confianza y tan solo dos minutos después, el propio Casas avisaría de nuevo con un disparo desde la frontal que, de nuevo, no encontró portería y se marchó alto.

Seguía empujando el conjunto califa que, viendo la gran cantidad de jóvenes del filial que estaban gozando de minutos bajo las órdenes de Sergio González, tiraron de persistencia y encontraron ahí que la opción de ganar el partido era posible, pese a tener a un Cádiz repleto de estrellas de la máxima categoría esperando impacientes de demostrar la calidad que llevaban dentro. Con el partido encarrilado para los blanquiverdes, de nuevo un activado Kike Márquez robaba de nuevo el esférico para asociarse con Casas y este a su vez con Carracedo, que encontró a Simo. Su dejada le cayó de nuevo a Kike que mandó el balón a las nubes.

Por otro lado, la respuesta del Cádiz llegó poco después de la pausa de hidratación pasada la media hora de partido. Zaldúa mando un balón templado al área que encontró a Mwepu rematando así de manera excesiva y mandando el cuero por encima de la portería de Carlos Marín. A partir de aquí, los últimos quince minutos del primer tiempo se convirtieron en un rondo característico de un entrenamiento y con ello, bajó radicalmente el ritmo del encuentro, dando por concluida la primera parte.

Tras el descanso, el partido transcurriría con muy poca intensidad y los dos equipos apenas gozaron de ocasiones. Es por eso que no sería hasta la segunda pausa de hidratación, rozando el minuto 75 de partido cuando llegarían las ocasiones de ambos equipos. El encargado de dar el primer aviso sería el Cádiz CF. Con Sergio González moviendo ficha desde el banquillo introduciendo a Jorge Meré y Álvaro Bastida, hizo de su banquillo un alarde y sacó a los pesos pesados del equipo. San Emeterio e Iza Carcelén se sumaban al encuentro. Y con ello la primera ocasión del segundo tiempo. Luego de un gran recorte, Pires se encontraba de lleno con la retaguardia cordobesista y posteriormente Rubén Sobrino estampaba el esférico contra un compañero de su propio equipo.

Con un Cádiz volcado arriba y que supo gestionar mucho mejor el partido físicamente, Iván Ania fue dando entrada a los jugadores del filial como Paco u Óscar Jiménez, alternando con jugadores del primer equipo. Debutaba en el Arcángel Adilson y volvía a casa Adri Castellano. De nuevo el Córdoba de la mano de Óscar, tendría otra oportunidad. Albarrán encontró al joven delantero gaditano que tras un tropiezo consigo mismo, no llegaría a rematar.

Llegando ya a los minutos finales del encuentro y un Córdoba que fue de menos a más, Iza provocó un tonto penalti sobre Adilson, el cual no paraba de intentar atravesar constantemente la zaga cadista. El encargado de materializarlo, sería el capitán Dragisa Gudelj, que volvería a jugar ante su público 135 días después de su desvanecimiento frente al Racing de Ferrol. Con los blanquiverdes por delante, Carracedo tras un gran desmarque introduciéndose por la retaguardia del Cádiz tendría en sus botas la sentencia definitiva del partido. Tras una gran intervención de David Gil, los de Sergio González tiraron de esperanza y a falta de cuatro minutos para el final, tras un disparo de Javi Hernández estrellado en el poste, el rechace caería en las botas de Darwin Machís y mandaría el esférico al fondo de la red. Con los 90 minutos más el añadido cumplido, el encuentro se decidiría en la tanda de penaltis.

El Cádiz sería el primero en lanzar, y Darwin Machís anotaría engañando a Carlos Marín, antes de que Albarrán hiciese lo propio. Tras ello, Roger, Iza, Javi Hernández y Ruben Alcaraz harían lo propio para los visitantes, al igual que Carracedo, Castellano y Diarra para el Córdoba CF. Sin embargo, en el momento decisivo, en el quinto penalti, el mismo autor del gol desde los once metros para los blanquiverdes, Dragisa Gudelj, se topó con el travesaño, otorgando así el I Trofeo Puertas de Córdoba al Cádiz CF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *