CRÓNICA | Un respiro para pensar en playoffs 

Otro reto más afrontaba el conjunto blanquiverde, pues matemáticamente cabía la posibilidad de amarrar la segunda plaza en caso de mantener los tres puntos en casa. Asimismo, los verdiblancos podrían salvarse matemáticamente en caso de victoria. Pero no sería fácil, y más sabiendo que los jugadores salieron tocados moralmente del Estadio Nuevo Los Cármenes tras recibir tres tantos del que fuera el farolillo de la tabla, el cual estaba dirigido por una cara tanto conocida como querida por la afición cordobesa. Conforme caía el sol y las temperaturas en el estadio, los aficionados comenzaron a poblar las gradas del feudo califa. Entonces, el colegiado, tras dos intentonas de iniciar el encuentro, usó su silbato y dio comienzo al encuentro. 

Durante los primeros minutos del partido, el Córdoba se notó cómodo con la redonda, como ya lleva acostumbrando toda la temporada el conjunto del técnico ovetense. Sin embargo, la primera ocasión vendría de la mano del cuadro visitante. Afortunadamente, no acabó en nada. Una jugada después, probaron fortuna desde lejos de la mano de Joaquín, pero su disparo se marchó por encima del larguero.  

Cerca del primer cuarto de hora de partido, el equipo de casa gozó de una ocasión con la que romper el empate. Una jugada comenzada desde la banda izquierda se desplazó a la derecha gracias a una serie de pases, y a unos grandes regates del barcelonés Carracedo. El centro del lateral no alcanzó a nadie por la intervención del meta. Un minuto después, nuevamente el conjunto de Iván Ania acecharía el área visitante. El barcelonés, lograría ver al mallorquín Toril, el cual envió un pase de la muerte al portugués Adilson Mendes, para abrir la lata goleadora. 

Cumplido el primer cuarto de hora, el cuadro local aprovechó el impulso otorgado por el gol, y salió decido a por más. De nuevo, la banda derecha como protagonista, desde la cual Albarrán enviaría un centro. Entonces, se quedó un balón divido sin que nadie tuviese la oportunidad de rematarlo. Sin embargo, allí estaría el lateral izquierdo, usando su astucia, para enviar el esférico al fondo de las mallas y anotar el segundo de la tarde. Esta, sería la tercera diana de la temporada para el lateral sevillano. 

Los dos goles conseguidos en apenas dos minutos empezaron a desatar la locura en las gradas cordobesas. Sin importar el calor, la hinchada se dejaba la garganta por el equipo aun sabiendo que no sería posible ascender vía directa al fútbol profesional. 

El conjunto gaditano, dolido por los tantos encajados, se lanzó a intentar revertir la situación. Tras el saque de centro, salieron al ataque con el zambiano a la cabeza, pero se toparían con un providencial Lapeña para cortar la ofensiva rival. 

Cumplida la media hora de partido, el guion seguía sin variar: el equipo de casa lideraba con dos tantos de ventaja respecto al visitante. De hecho, casi lograron anotar el tercero del encuentro vía Albarrán con destino el área pequeña. El centro, alcanzó la cabeza del ex-bético José Calderón, aunque su disparo fue a las manos del portero. 

Al filo del descanso, se animaría el conjunto visitante para intentar anotar su primer gol. Guti, desde la banda derecha hacia dentro, logró acercarse al área lo suficiente como para sacarse un zapatazo y poner en apuros a los locales. No obstante, se toparía con el guardián del Arcángel, el cual se estiraría hacia su derecha para realizar una gran parada y mantener la portería imbatida. Una vez cumplido el tiempo añadido, el colegiado envió a ambos conjuntos a vestuarios. 

Durante el descanso, ambos entrenadores movieron ficha: dos cambios ofensivos para el visitante, y uno defensivo para el local. El comienzo de la segunda parte fue similar al de la primera, con un dominio del equipo de casa. La primera clara ocasión de la segunda parte, vino de la mano del equipo de casa de la mano de Adilson, el cual disparó a puerta sin lograr éxito pues su chut sería detenido por el meta visitante. Y es que, estaban anotando unos buenos minutos los jugadores blanquiverdes, respondiendo de manera sobresaliente a los ataques verdiblancos y haciendo mucho daño en la zaga sanluqueña. 

Cumplida la hora de partido, el marcador y guion del partido seguían igual: el equipo de casa continuaba superando al Atlético Sanluqueño sin dejar de insistir en campo contrario. Desde fuera del área, Diarra intentó tirar, pero no pudo rematar con comodidad. En consecuencia, su tiro se marchó desviado. Cerca del minuto setenta, volvió a probar fortuna, pero sacó un saque de esquina. 

Tras la pausa para hidratación, el Córdoba salió enchufado para sentenciar el encuentro. Un gran pase de Carracedo llegó a las botas del capitán sanluqueño, el cual estrelló su disparo contra el poste. Durante la recta final del partido, podrían escarmentar definitivamente el partido gracias a un penalti señalado por el colegiado por una falta sobre Toril. El capitán sanluqueño, lograría marcar para mostrar su situación con el club blanquiverde y por respeto al equipo visitante, el cual le vio crecer como jugador. El mediapunta, llevaba sin marcar sobre el tapete verde desde la goleada contra el filial indio por cuatro a uno. 

Casi en el minuto noventa, el hispano-marroquí pudo anotar gracias a una gran jugada individual suya. Sin embargo, se topó con Fer Román, el cual vistió previamente la elástica blanquiverde. 

Los visitantes, no habían dicho la última palabra, y casi consiguen fastidiar la portería a cero a Carlos Marín tras una jugada maradoniana de la mano de un jugador sanluqueño. El meta almeriense, estuvo atento para impedir el tanto visitante. 

Sin tiempo para más, el árbitro pitó el final del partido que deja al equipo visitante pendiente del resultado del Linares para pelear por la permanencia y, a los locales, pendientes de que la UD Ibiza no consiga ganar para amarrar la segunda plaza. 


Córdoba CF 3-0 Atlético Sanluqueño

Córdoba CF: Carlos Marín, Calderón, Lapeña, Zalazar (Kike Márquez, 70′), Isma Ruiz, Martínez (Mati Barboza, 45′), A. Mendes (Simo, 77′), Toril, Albarrán, Diarra (Recio, 70′) y Carracedo (Leiva, 77′).

Atlético Sanluqueño CF: Samu, Zaca (Talaverón, 65′), Rojas, P. Carbonell, Vacas (Martín Calderón, 78′), Zelu (Airam Cabrera, 78′), Guti (Escardó, 45′), Mwepu, Fer Román, Joaquín y Coke (Cortijo, 45′). 

Árbitro: Ortega Herrera (comité valenciano). Amonestó al local recio (85′) y a los visitantes Guti (34′), Mwepu (45′). 

Goles: 1-0 (14′) A. Mendes, 2-0 (16′) Calderón, 3-0 (81′) Kike Márquez

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésimo sexta jornada del grupo II de la Primera Federación, disputado en el Estadio Nuevo Arcángel ante 9133 espectadores. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *