CRÓNICA | La coronación del Torcal y un sueño que cada vez es más real.

El Córdoba, de la mano de los tantos de Casas y Diarra, logró bailar sevillanas sobre el feudo antequerano para mantenerse en la lucha por el ascenso.

Hoy, la ciudad patrimonial de Antequera lucía pletórica ante el ocaso, preparándose para hospedar un gran partido entre las dos agrupaciones deportivas andaluzas.

Mientras las familias asistentes al encuentro terminaban el café y hacían cola en las taquillas para entrar al feudo antequerano, las ganas de que el balón comenzase a rodar no paraban de aumentar. Entre la hinchada, se preveía un partido que no iba a ser nada fácil, pues el Antequera sobre su hierba es un equipo poderoso, el cual se crece ante su gente.

Una vez el reloj marcó las 20:00h, el colegiado Expósito Jaramillo usó su silbato e inició el famélico. El técnico ovetense, Iván Ania, empezó fuerte el encuentro. En el minuto dos, un pase errado de Iván Moreno acabó en los pies de Carracedo, el cual corrió como galgo de caza por su banda para enviar un centro a la cabeza de Casas. Desafortunadamente, el tiro no vió puerta. Además, en el minuto nueve el rambleño volvería a errar rematando con dificultades el esférico.

Apenas llegado el primer cuarto de hora, una gran salida de balón de Carlos García (supliendo a Adrián Lapeña por acumulación de tarjetas) logró provocar una falta no muy lejos de la zona letal. El recadito de Sala, le cayó al mismo Carlos, aunque no estuvo muy fino el joven barcelonés.

No sería hasta el minuto quince cuando, los locales de la mano de Chema Núñez, generaron peligro a los cordobeses. Pero, una parada providencial del meta Carlos Marín mantuvo las tablas en el luminoso. Tras unos minutos muy disputados, otra clara ocasión se les escapó a los visitantes. Después de algunos rebotes sobre el área local, el esférico cayó en los pies de Simo. Su disparó se marchó rozando el poste. Tres minutos después, Diarra hizo el primer disparo a puerta de los califas. Sin embargo, su golpeo se topó con los pies del meta.

No obstante, una vez pasado el primer tercio del encuentro, un equipo abrirá la lata goleadora. Un centro procedente de una falta provocada por la banda izquierda, llegaría a la cabeza del rambleño. A la tercera fue a la vencida y consiguió su undécimo tanto de la temporada para el Córdoba. Sin más dilación, el árbitro pitó el descanso para enviar a ambos conjuntos a vestuarios.

Una vez entrados en la segunda mitad, no sería hasta el minuto 49 que llegaría la primera clara ocasión. En este caso, a favor de los locales. No obstante, un minuto después, el ex blanquiverde Luismi Redondo no perdonó, y se sacó de la chistera un tiro cruzado imparable para Carlos Marín.

Pero el Córdoba, que no sabe lo que es rendirse, mandó callar al estadio. Diarra, se sacó un zapatazo desde fuera del área para enviar la pelota al fondo de las mallas y ponerse de nuevo por delante.

Sin embargo, el Maulí seguiría animando a su equipo. Por ello, a los cinco minutos del gol, el Antequera probaría fortuna desde lejos; pero allí estarían Carlos Marín y Mati Barboza para salvar los muebles.

Y los visitantes, supieron aprovechar la baja moral de los locales. Así fue como, una jugada por la banda del Kuki Zalazar, llegó a los pies de Casas, y el rambleño no sabe perdonar de cara a puerta. Entonces, le ganó la espalda a un miembro de la zaga local para marcar el tercero del partido.

El estadio parecía una biblioteca, salvo por un rincón. Esa zona de felicidad era en la que se encontraba la afición cordobesa, la cual no dejó de animar en todo el partido. En consecuencia, a punto estuvo de llegar el cuarto por una falta peligrosa.

Aun así, el Antequera no se rindió y siguió peleando hasta el final. Una falta en la frontal del área iba a ser gol, pero allí estuvo Carlos Marín para detener el disparo. Sin embargo, el rechace del portero cayó sobre David Rodríguez, el cual puso un centro a los pies de Fomeyem para que rematase a bocajarro y dar esperanzas a la marea verde.

Un minuto después, de nuevo el meta califa tuvo que evitar el empate, estirándose con todo hacia la redonda para desviar el cuero. Además, al borde del 90’, un gran Mati Barboza repelió otro chut peligroso.

Entonces, tras algún que otro susto, el árbitro pitó el final del partido con un resultado de 2-3 a favor del Córdoba. Esta noche, tras la victoria en El Maulí el Córdoba sigue soñando con el ascenso al fútbol profesional.

Ficha técnica

1 – Antequera CF: Iván Moreno (P), David Rodríguez, Humanes ©, Txus Alba (Fermín 65’), Luismi Redondo, Chema Núñez (Akito 73’), Fomeyem, Nacho Pais (Pepe Mena 81’), Ale García, Luismi Gutiérrez (Ale Marín 81’) y Yeremy (César Souza 73’).

3 – Córdoba CF: Carlos Marín (P) ©, Calderón, Alex Sala (Recio 81’), Zalazar (Iván Rodríguez 81’), Simo (Isma Ruiz 59’), Carlos García, A. Casas Albarrán, Diarra (Kike Márquez 73’), Carracedo (Leiva 73’) y Matías.

Goles: 0-1 (36’) Casas, 1-1 (50’) Luismi Redondo. 1-2 (54’) Diarra. 1-3 (60’) Casas. 2-3 (85’) Fomeyem.

Árbitro: Expósito Jaramillo (comité andaluz). Amonestó a los locales Nacho Pais (12’), Humanes (70’), Ale Marín (91’) y a los visitantes Diarra (48’), Carlos García (84’).

Incidencias: encuentro correspondiente a la jornada 26 de liga en el Grupo II de Primera Federación, disputado en El Maulí ante 2274 espectadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *